Ubeda

Úbeda 1.212 - Cuando Alfonso VIII se disponía a apoderarse de Úbeda un joven caudillo, Alvar Fáñez «El Mozo», desaparece misteriosamente durante toda una noche.

Preguntado al día siguiente dónde había guiado sus pasos al desertar del servicio que le fue encomenda­do, la respuesta del caballero fue: «Por esos cerros, señor».

A pesar de tan grave falta, el rey no le impuso ningún castigo, ya que él mismo había encargadoo al joven Alvar esconder en un lugar seguro parte de su fortuna, dejando pistas en los días posteriores, por toda la ciudad para que su hijo y sucesor, Enrique I, pudiese localizarla en el futuro.

¿Te gustaría intentar encontrarla?

Sigue los pasos de Alvar Fañez y resuelve los enigmas que fue dejando por toda la ciudad.