Baeza

En 1509, Diego Nicuesa fue nombrado gobernador de Veragua, una de las dos primeras gobernaciones que se erigieron en Tierrafirme, (Centroamérica). 

Gastó toda su fortuna en fletar una armada sin reparar en gastos, con el boato propio de un hidalgo español. Tenía una servidumbre ostentosa y derramaba el dinero a manos llenas, por lo que pronto comenzó a faltarle para completar los aprestos de la expedición, endeudándose y siendo apresado para evitar que partiese sin haber pagado sus deudas.

Mientras estaba preso, Nicuesa le contó a un confidente, que tenía una pequeña fortuna, suficiente para salir del apuro, escondida en Baeza, su ciudad natal, y le dio una serie de instrucciones para seguir distintas pistas por toda la ciudad y llegar hasta ella.

¿Te gustaría intentar encontrarla?

Sigue los pasos de Diego Nicuesa por Baeza y resuelve los enigmas que fue dejando por toda la ciudad.