Guadalajara

Durante la rebelión de los Comuneros en 1520 y 1521, D. Diego Hurtado de Mendoza de la Vega y Luna, Tercer Duque del Infantado, esperó cautelosamente antes de tomar partido, para ver qué lado iba a ganar. En 1521 decidió apoyar al rey Carlos I, pero, por si finalmente ganaban los Comuneros, decidió esconder toda su fortuna en un lugar seguro, dejando pistas por toda la ciudad para que sus herederos pudiesen localizar el tesoro.

¿Te gustaría intentar encontrarlo?

Sigue los pasos del Duque y resuelve los enigmas que fue dejando por toda la ciudad.